9 de junio de 2013

Happily ever after?

Mi vida no merece ni una línea, no deja de ser una vida corriente dentro de un panorama corriente...nella norma. Por eso cuando leo pedazos de la vida de otras personas de mi entorno no dejo de asombrarme. 

Mi memoria no es muy valiosa...no ejercité el músculo lo suficiente, de ahí que me de por escribir.Se que de mayor me costará recordar cosas y como no sé como pasaré mil últimos días o si tendré algo realmente interesante que contar  a mis nietos, escribo, escribo para que mi hijo...pongamos hijos...me conozcan mejor el día de mañana. Para que entiendan como me sentía, que pensaba y que hacía de "interesante".


Ultimamente sólo quedamos con amigos que tienen hijos  como nosotros; creo que cuando tienes hijos pasas a ese selecto grupo que te separa del resto...en ese grupo te sientes "protegido", los niños lloran, hacen ruido, duermen la siesta... y sólo entiende este ritmo quien está en tu misma situación. Poca gente conozco que quiera ir a comer con una pareja con niños...demasiado chaos para un sábado.

Con lo cual al final muchas de nuestras conversaciones al llegar a casa se centran en ellos, en como es el niñ@ en cuestión, ella...él...ellos...nosotros.

Hoy hemos jugado a un juego "sucio", muchas veces son los  más divertidos...o no?.La pregunta era sencilla, ¿quien creemos que caerá?, uno a uno hemos ido deshuesando a esas parejas de amigos hasta que hemos llegado al hueso,al veredicto. Un veredicto que no tiene ni pies de cabeza pero ahí nos hemos pasado analizando cada pareja,cada carácter un buen rato.

¿Cuantas parejas sobrevivirán?.Sobreviviremos nosotros o seremos  de esos de los que hablaran nuestros amigos y alguien dirá...se veía venir, eran muy distintos, peleaban demasiado,nunca les vi encajados...y quien sabe que mil cosas más.

Imposible imaginar como serán esas parejas en la intimidad.Hay veces que no sé ni como somos nosotros...



¿Lo conseguiremos?. Buena pregunta.Te casas con esa convicción, sin pensar mucho en el trasfondo de lo que lleva eso de ...t o d o s l o s d i a s d e t u v i d a ...Si ya en un día me rio, me gustas, me enamoro de nuevo, te odio, te quiero, me desesperas...¿que podrá pasar en una vida ENTERA?

Tendría más sentido casarte al final, no al principio.Al principio es demasiado fácil, no sabrás si ganas o pierdes hasta el final y celebras. Celebrar ¿¿el qué??? ahora que lo pienso es algo absurdo. En cambio al final tendría razón de ser.

Creo que discutimos más que otros, sí; que tenemos carácter fuerte los dos...también; que la vida en Suiza dificulta la tarea..si,mucho. Pero creo, y sinceramente lo digo, que si alguien apostara por nosotros apostaría a caballo ganador. Al final del día se que alguien nos puso en la misma línea de curvas por algo...no somos de lineas rectas, de camino fácil, llegaremos...con más trabajo que muchos otros pero con más cosas que contar.


Por cierto, odio la canciones de amor, las parejas que mienten delante tuyo haciéndote creer que tienen el matrimonio perfecto.Las que se dan la mano al andar me inspiran vergüenza ajena no puedo evitarlo.Tanto amor tanto amor..que al llegar a casa apagas la luz y el amor se desvanece.



Beautiful song!