6 de abril de 2014

Naturaleza

Mañanas que pasan despacio, mañanas de domingo en las que te dedicas a ordenar, a jugar,a reír y a bailar!

Mañanas en las que el sol se pone de tu lado, los pájaros deciden deleitarte con su canción favorita y parece que todo gira a tu favor.



 Que bueno esto de mirar por la ventana y ver colores, que bueno el abrir la ventana y coger una bocanada de aire primaveral con la que sientes que así has cogido fuerza para el resto de la semana.

Disfrutar del dia a cámara lenta.




Domingo que transcurre paseando entre árboles y caballos, perseguidos del ruido de la naturaleza y sin haber visto a nadie en una hora y media. Cansados pero contentos.A F le duelen las piernas...me asombra la fuerza que tiene para ser tan pequeño.

Y el día llega a su fin, y el silencio se apodera de la cena. Los domingos noche es lo que tienen...¿por que pasará tan rápido lo bueno?