20 de mayo de 2014

Tired Happiness

Sin mucho que decir y todo en mi cabeza. Días en que me siento bloqueada, mentalmente hablando. Meses en que mi cuerpo ha dejado de ser mio. Infinitas horas en que sólo pienso en bebes y partos, bebes y partos... como una secuencia ilógica que se repite constantemente. Semanas que pasan entre nerviosismo y ansiedad, escuchando cada ínfimo detalle que mi cuerpo decide mandarme...¿¿será el momento ya??.

Me siento como fuera de mi, necesito cerrar los ojos y escuchar música para saber que sigo siendo yo y que ningún alíen ha tomado mi cuerpo por sorpresa. Sentarme en mi nueva silla de diseño para recordarme que aún me gustan las cosas bonitas,de adultos.

Quien seré en unas semanas, no lo sé. Cómo reaccionaré a "otro gran cambio",tampoco.




Sólo se del ahora, de estas 35 semanas y tres días.

Entre yo y mis hombres cuando los abrazo hay una tripa grande de por medio;no poder coger a F porque no sé cómo ni donde ponerlo,abrazar a mi ogro sin realmente llegar a conseguirlo ya que no paro de pensar en si estaré aplastando a mi bolita número dos.

Felicidad infinita por este momento aunque con algún que otro "pero de más" que ronda esa armonía que te produce el saber que dentro de tí hay alguien que se esta formando.

Y sé que echare de menos mi tripota, sin saber muy bien porqué luego te hace falta.

Ven ya mi niña, que ya empiezo a estar cansada.




@perfecta canción par este momento